12.9.06

ACTUALIZACION DEL AFRICALIST


Una nueva actualización del Africalist está disponible desde el 21 de Agosto en:
http://africa.coolfreepage.com/africalist/

Archivo en pdf:
http://africa.coolfreepage.com/africalist/africalist.pdf
(José Miguel Romero, España)

RADIO MAGALLANES Y LAS ULTIMAS PALABRAS DE ALLENDE











Hernán Barahona

"Cómo se salvaron "las últimas palabras de Allende..."

Hernan Barahona - Radio Magallanes"El 11 de septiembre estaba en Radio Magallanes. Siempre llegaba temprano pues tenía que hacer un comentario político a las 7:30. Ese día llegué temprano. Venía de la zona sur de Santiago y pasaba obligadamente por La Moneda para ir a la radio, que quedaba en Estado. La Moneda estaba cercada por militares. Uno no sabía si eran leales o golpistas,
porque el 29 de junio hubo un intento de golpe que se conjuró, entre otras razones, gracias al general Prats.

"Llegué a la radio a leer la prensa para preparar el comentario. Eran las 7:20 más o menos, y llamó el Presidente a la Radio Magallanes.
Un radio controlador, Amado Felipe, me pasó el llamado. Hablé con el Presidente y me contó que según sus antecedentes 'la Armada se había insurrectado'. Le pregunté si tenía informaciones sobre el Ejército. Entonces me dice: 'No. Justamente por eso llamo'. Medio enojado: 'Por eso llamo, quiero saber si ustedes tienen antecedentes'. Le dije que no teníamos mayores informaciones,
salvo que La Moneda estaba cercada, pero no sabíamos si eran soldados leales o no. Me pide que Radio Magallanes organice La Voz de la Patria, una cadena de emisoras que apoyaban a Allende y se unían para determinados momentos. A través de ellas salía la voz del Presidente u otros actos importantes. Le digo al radio operador que la organice, que comience a llamar a las otras radios. Allende quería hablarle al país.
Mientras se preparaba la cadena, llamé al Partido Comunista y conté la conversación. Me dijeron que hiciera el comentario pero que leyera la declaración completa del Partido que había salido el día anterior y que en El Siglo venía titulada 'Todos a sus puestos de combate'.
Empecé el comentario diciendo algo así como: 'Chile vive momentos muy dramáticos, como lo comprobarán ustedes luego que en algunos instantes el Presidente de la República se dirija al país por La Voz de la Patria... y en relación a esto, el Partido Comunista ha sacado una declaración'. Y leí la
declaración. Estaba prácticamente solo y empecé a llamar a compañeros de trabajo, diciéndoles que había un golpe en marcha. Llegaron algunos, otros no pudieron. Armamos un grupo que estuvo toda la mañana transmitiendo. Entrevistamos a Mireya Baltra, Gladys Marín, Víctor Díaz, al presidente de la
CUT, Luis Figueroa, entre otros, de los que me acuerdo. Hay una casete grabada por ahí, incluso". "Ahí comenzó la historia"

"Después, Allende volvió a hablar, por segunda vez. A nosotros nos llamaban, nos amenazaban con que nos iban a silenciar.
Nosotros decíamos: 'Radio Magallanes transmitirá hasta el final'. qué se yo.
"Todo era muy nervioso para nosotros. Teníamos la idea de que nos allanarían y que nos matarían. Así estaba el clima. Cerca de La Moneda, escuchábamos los bombardeos, los vuelos rasantes, todo. Seguimos en eso hasta que, finalmente, nos silenciaron. Antes, nos interfirieron. Logramos transmitir las últimas palabras de Allende. Nos mantuvimos al aire.

Los golpistas bombardearon las plantas transmisoras y no sé por qué nosotros quedamos para el final. Otros dicen que se equivocaron y creyendo haber bombardeado la nuestra,bombardearon otras. Ocurrió que fuimos la última radio en permanecer al aire.

Eso nos permitió transmitir el último discurso, con Radio Magallanes interferida, técnicamente muy descompuesta.
Por eso la calidad de la grabación no es muy buena, pero así salíamos al aire en ese momento. Allende dijo sus últimas palabras y estuvimos un ratito más al aire, bombardearon la planta transmisora y se acabó... Intentamos salir con
equipos propios, era imposible. Materialmente, era imposible transmitir. Bueno, ahí comenzó la historia.

Teníamos una grabadora japonesa Toshiba, blanca, con radio incorporada. Entonces, en la cosa periodística, cuando Allende va a hablar, yo digo: 'esto hay que grabarlo'. Evidentemente, el radio operador con toda certeza lo iba a grabar, suponía yo, pero como había tanto nerviosismo, desorden, opté por lo más
sano y grabé una casete.

Una vez grabado lo rescaté pensando en entregarlo a alguien. No sabíamos qué nos ocurriría pero, por lo menos, teníamos un documento político importante y, además, que es como nuestro rol: uno es periodista en todas. Nos reunimos,
pensando 'qué hacemos'. Algunos decidieron quedarse arriba, en oficinas de amigos. Otro compañero y yo nos fuimos. Todo era muy nervioso, te insisto. Sin decirle a nadie de la grabación, decidí irme con el radio controlador Federico Godoy, arriesgándonos porque la ciudad estaba rodeada, cercada, con disparos para allá y para acá.

La radio estaba en Galería Imperio, había rejas y salimos por San Antonio. Saltamos la reja, no sé cómo. tenía menos edad. Nos fuimos agazapados, por los muros, mirando si venían milicos, pacos. Llegamos al paso bajo nivel del cerro Santa Lucía, apegados a los muros. Nos habíamos ido por el frente del Municipal hacia el cerro. No había vehículos, nada, sólo balaceras. Partimos a la casa de Federico Godoy, en Santa Isabel con Portugal, por ahí. Había toque de queda y yo andaba con el casete, sin decirle a nadie, porque se podían poner más nerviosos. Yo también estaba nervioso.

En un momento dije 'me voy'. Sentía que tenía que entregar el casete. 'Cómo te vas a ir, estás loco. Hay toque de queda', me dijeron. 'No, igual me voy'. Y me fui a pie, caminando desde Santa Isabel hasta Antofagasta con Bascuñán. Y
tuve suerte. Esa era la razón de irme: sabía que tenía que entregar ese material. Y eso fue lo que hice".

Asilado en la embajada de Alemania

"Después empezó el drama de tantos: la persecución. Mi cuñado era José Weibel, subsecretario general de las Juventudes Comunistas. Está desaparecido. Lo buscaban por el barrio a él, a mi hermana, a mí. A mis padres los allanaron y detuvieron a mi hermano. Viví en el entretecho de una fábrica de blue jeans. Ahí escribía y escuchaba Radio Moscú. Un compañero retiraba los textos para
editarlos en Unidad Antifascista, una publicación pequeña, modesta, que nació casi el mismo día del golpe.

Estuve en eso mucho tiempo, hasta que una compañera del Partido me fue a buscar. Pensé que me iba a cambiar de casa, pero me llevó a un recinto diplomático. La verdad es que yo no sabía. En calle Alcántara había una casa que
fue escuela para los hijos de los funcionarios diplomáticos de la RDA. La compañera me instruyó que no llevara documentos, sólo dinero para un taxi. Si nos detenían, yo debía decir 'muchas gracias por haberme llevado', y tratar
de huir. El dinero era para devolverme en un taxi. No ocurrió. Llegamos y me dijo que tocara el timbre, que 'la reja iba a estar abierta' y que me abrirían; que dijera 'buenas tardes, soy Jorge, estoy invitado a almorzar'...
Fui y la reja estaba cerrada. Había fallado por segundos. Me dice que insista. Voy y entro, la reja estaba abierta, toco el timbre y digo lo que tenía que decir. Un funcionario me dice 'bienvenido a la República Democrática Alemana'. Ahí supe que estaba asilado.

Salí de Chile en 1974. Llegué a la RDA y permanecí allí un tiempo. En Berlín nos reunimos con el compañero Volodia Teitelboim, encargado exterior del Partido. Había varios chilenos trabajando en Radio Berlín. Me pidieron que me quedara ahí, pero dije 'eso lo decide el Partido'. Otros,estaban en las radios Moscú y La Habana. En Radio Praga querían que un periodista chileno trabajara para
aportar a la solidaridad con Chile. En la reunión se resolvió que me fuera a Praga, donde trabajé en las emisiones para el exterior de la radio difusión checoeslovaca como comentarista, redactor, locutor. Hice de todo...".
(Fuente:
http://www.chilevive.cl/homenaje/11sept/barahona.shtml
Por Arnaldo Pérez Guerra, Diario El Siglo - Chile via Gabriel Ivan Barrera, ARG)

HUNGRIA: VUELVEN CORREO DEL AIRE Y REVISTA DEL DIEXISMO


Radio Budapest ha decidido mantener en el aire
los programas "Correo del Aire" y "Revista del Diexismo".
Las cartas enviadas de los oyentes han contribuido en algo a mantenerlos.
"Debido al contacto directo con los oyentes, han decidido mantener estos programas" que ahora estarán a cargo de Sergio Pérez.
Sergio nos comenta que la dirección de la radio húngara aún no ha tomado una decisión sobre la suerte que correrán. Además la decisión de la dirección debe ser discutida por el Consejo de Administración y el Comité de Empresa, proceso
que comenzará solo en Septiembre, ya que muchos de los miembros de las colectividades mencionadas están de vacaciones.
En la medida en que tenga antecedentes concretos y serios, naturalmente los oyentes seremos los primeros en saberlo.
No se pierdan estos programas en los que Sergio nos informa sobre el mantenimiento del programa en español.
Pueden escucharlos en la web de la emisora
http://real1.radio.hu/nemzeti.htm
o directamente en los enlaces siguientes:
Correo del Aire:
http://telefonica.net/web2/radioescuchadx/au_archivos/R_Budapest_27_08_2006.mp3

Revista del Diexismo en la página de Programas DX
http://es.geocities.com/programasdx/revistadiexismo_rbudapest.htm

(José Bueno, Córdoba, España)

SANTA ELENA CONFIRMARA CON QSL SUS TRANSMISIONES EN ONDA CORTA


Santa Elena. Las emisiones del próximo 4 de noviembre de Radio Santa Elena serán confirmadas con tarjeta QSL especial también por el Club Internacional de Onda Corta de Dinamarca, en relación con el cincuentenario del mismo que se cumple el 18 de noviembre. A sus informes sobre los programas escuchados de Radio Santa Elena los oyentes deberán adjuntar 1 cupón de respuesta internacional y dirigir la carta a: Danish Shortwave Club International, Tanleager 31, 2670 Greve, Denmark.
(Rumen Pankov / Radio Bulgaria via Dino Bloise, Estados Unidos)